Y sucedió que...

Para la sociedad actual, cumplir 30 años es sinónimo de estabilidad, en donde cada persona ya debería de tener resuelto su futuro mediante una familia, una profesión y trabajo de tiempo completo con contrato indefinido.
Los 30 llevan entonces, una carga de responsabilidad y seriedad para quienes tenemos que hacernos cargo de este simbólico número de madurez.
Sin poder despegarme del tono personal al escribir, dejo a vuestra disposición mis escritos (a veces serios, a veces no tanto), en un intento empírico de saber si efectivamente los 30 me hicieron algo más, aparte de cambiar de folio.
Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto. [Babu, julio de 2011].

jueves, enero 29, 2015

XXXV - Absolut dispersa

Soplo el polvo acumulado en los bordes de este blog, y como un "Querido Diario" vengo a el, con ganas, con ideas, pero sin brújula y menos norte.

Empezaré por un buenas noches, ya que mantengo una que otra vieja costumbre, y una de ellas es escribir cuando la mayoría duerme. Ahora voy por los audífonos, por que con eso si que no hay caso: las cosas me salen mas lindas si son con música.

He vuelto, así que a continuar.

Tengo computador nuevo, así es que con un poco de disciplina podre mantener esto algo mas activo, hay que asumir que la era tecnológica te termina atrapando con sus facilidades, Whatssap, Twitter y todo lo que sea mas inmediato y menos comprometido nos tiene sedentarios hasta del computador, no sera mucho?

Hablando de cosas dispersas, aun no les cuento a lo que vengo, lamentablemente creo que no lo haré hoy, no es por picar la curiosidad de aquel que por casualidad pase, no señores, el ego me lo saque hace rato, es solo que entre la música, una peli y mis explicaciones se me está yendo todo al carajo, y quiero lograr ser cuerda aunque sea en una cosa sencilla....PERO UNA SOLA, POR FAVOR ISABEL!!! 

En el tintero: Oh, falso Déficit Atencional, deja de penar mi tan penosa concentración!

No hay comentarios: