Y sucedió que...

Para la sociedad actual, cumplir 30 años es sinónimo de estabilidad, en donde cada persona ya debería de tener resuelto su futuro mediante una familia, una profesión y trabajo de tiempo completo con contrato indefinido.
Los 30 llevan entonces, una carga de responsabilidad y seriedad para quienes tenemos que hacernos cargo de este simbólico número de madurez.
Sin poder despegarme del tono personal al escribir, dejo a vuestra disposición mis escritos (a veces serios, a veces no tanto), en un intento empírico de saber si efectivamente los 30 me hicieron algo más, aparte de cambiar de folio.
Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto. [Babu, julio de 2011].

viernes, junio 17, 2011

XIX - Absolut Fake


Un comentario en Twitter me hizo reflexionar acerca de las surrealidades que tenemos en nuestro país.

Resulta que en Chile por estos días se ha estado discutiendo entre otros; el tema de la educación pública, el año y tanto de -mal- Gobierno, y un incremento de un 4% aproximadamente en lo que al salario mínimo se refiere.

Y es que hoy, este corresponde a unos 183 mil pesos chilenos (389 USD ó 273 EUR), por lo que se ha propuesto al Gobierno y su "plantel", que se ascienda a 190 mil (404 USD ó 283 EUR), a lo que el ministro del interior, Herr Hinzpeter dijo que la respuesta era rotunda y negativa, ya que por la condición económica del país, no es permisible legalizar una incremento tal para el segmento C3(*) del populis chilensis.

El comentario del que comencé hablando, decía algo así como "no puedes pedir aumento de salario si te vistes con una ropa que cuesta dos salarios minimos y te has comido tres". En vez de darme rabia, risa, retuitear y/o responder, reaccioné con mi recurrente pena por Chile, por mi amada sociedad sumida aun en el miedo a la vergüenza y la represión, estupidizada y manejada por los medios de comunicación (de los cuales, los "oficiales" estan comprados en su totalidad por el Gobierno conservador de derecha), en donde desde pequeños se enseña que lo más importante es burlarse de la ignorancia ajena, la mujer debe ser anoréxica y plástica para figurar (ya que por supuesto figurar es MUY importante), y la idolatría desenfrenada a los personajes de TV está fanatizada...es fácil y bonito...calza con la anti-cultura chilensis, de poca monta y poca estima, en donde lo extranjero solo por el hecho de no ser de Chile, es más valioso que el criollo tipo chileno.

Muestra de esto es que un chileno en presencia de alguien de otro país no sea bien entendido a causa del acento. Entonces ¿que hace un chileno?, automáticamente acomoda el lenguaje, exagera sus eses (que antes tan normalmente aspiraba) y dependiendo de que país se trate, toma la entonación. Si es argentino se pone pedante y usás la ché en lugar de una elle, si es colombiano le tratará de "usted"y "juicioso", si es gringo te dirá que "o sea please, don't get me wrong!"...que chévere, ¿no?

Sin embargo, no he visto ningún argentino, colombiano o gringo que para hacer las cosas más cómodas se vuelva al acento chileno. Salvo algunos modismos que les parecen divertidos, y una que otra chuchadita como para entrar en confianza, ¿cachai?. Si weón.

Tanta anti-cultura agringada ha hecho desde el tiempo que existe la publicidad, que el modelo de gente acomodada sea rubia y de ojos azules, siendo los morenos el estandarte de los más pobres, que de paso siempre estan muy sucios.

Sumemos a esto que el esteriotipo "rico" de la publicidad se usa para modelar los productos que quieren que los "pobres" compren. Es raro, pero así se llega al gran segmento regular-medio-pobre-cagao-sin plata de Chile. Usando la psicología inversa de querer verse como ese rubio, calzar los zapatos como los calza, sonreir con su infinidad de dientes y finalmente: ADQUIRIR EL PRODUCTO QUE HACE QUE EL RUBIO SEA FELIZ.

Entonces, la publicidad vende tristeza y angustia, disfrazadas en la máscara de la felicidad inmediata que proyectan que puede proveer un producto. Entonces el ciudadano común en su mísero sueldo, que ya es de por sí una persona un tanto infeliz busca este poco de felicidad envasada en alguna comida de algun restorant caro, alguna ropa de marca, algun perfume seductor y al verse sus míseros bolsillos repartidos entre el colegio de los niños (que no es sin costo), el transporte para seguir asistiendo a la pega (que tampoco es estatal), la comida y algún agasajo mínimo para su mujer...¿qué hace?. Ajá!, ahí está el segundo producto que es eslabón final de esta cadena de mentiras: EL CRÉDITO. Solo 36 cuotas de $99.999 que empieza a pagar en tres meses más y ya tiene su platita mañana, sus 600 lucas que tanto quería para darse por una vez en su triste vida UN LUJO.

Y esto que les digo no es una realidad de pobres extremos, no...es la realidad de toda persona con traje formal que va a trabajar en una empresa en donde la diferencia salarial es espantosa, en donde el gerente se lleva fácil 30 veces más el sueldo de sus obreros. Un desequilibrio descarado, que se ampara en "el derecho de que es mi empresa, fundada con mi esfuerzo". Yo creo que no hacen nada del otro mundo, ya que uno siempre cuida lo propio, y en el caso de la empresa independiente, le debes tu seguridad económica, pero también respeto a quien hace que funcionen, ¿no?

En resumen. Si no se va a subir el sueldo, ni se va a nacionalizar la educación, ni el transporte público...respeten el derecho de ser un ser común, que le alcanza justo pa'l mes, y que es feliz de su techo, del amor de su mujer y sus hijos. Respeten la realidad y dejen de vendernos miseria tras la fashion party 50% off. Que los capitalistas le deben la riqueza al pueblo que usuran, y que esto no me dolería tanto, de no saber como los niños sufren las diferencias hechas por los adultos incorregibles, madres salen a trabajar más que por motivación profesional, sino a hacer aseo a casas ajenas, desesperadas por pagar la cuota del mes, del furgon del niño, la U de la hija, el gas, el agua y el pan. Y padres que al no saber que más hacer, se cuelgan con el cinturón en una de las vigas de su dignidad perdida.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.


(*) segmentación socioeconómica del país de Chile, encuentre las diferencias aquí: http://www.novomerc.cl/gse.html